La Embajadora de Lituania en España, Lyra Puisyte-Bostroem apuesta por el turismo familiar en su país, según ha explicado a Rutaenfamilia en una entrevista: “Creemos que ahora hay mucha demanda de viajes en familia con niños y desde Lituania estamos intentando ofrecer nuestro destino a las familias, desde los amantes de la naturaleza a la cultura”.

Lyra Puisyte-Bostroem Llegó a nuestro país en plena pandemia y en estos dos años ha confirmado la conexión que hay entre los dos países, “Los españoles son muy buenos turistas, incluso antes de que se abriera la embajada española se hacían días de España en Lituania con tapas en restaurantes y conciertos“.
Pero ahora su objetivo está en el turismo familiar. En este sentido se ha dedicado un apartado de su web a 40 planes para hacer en familia con niños de 4 a 7 años en Lituania. “Es como una guía de viaje escrita para ellos. Tienen un mapa de Lituania, cosas que puedes hacer en 40 viajes que te curarán del aburrimiento en varios sitios de Lituania. Cuando haces cada actividad a los niños les dan un certificado.”
Entre todas esas actividades cuentan con museos adaptados a los niños donde pueden aprender jugando o hacer talleres de repostería del dulce típico lituano o ver hacer queso. Desde conocer las tradiciones, hasta viajes un poco más místicos como las  criptas de la catedral de Vilna.
También hay posibilidad de unas vacaciones más activas que ella misma practica con sus hijos. “A mis niños les encanta ir en Kayaks a los ríos. Tenemos 3000 ríos en Lituania. En fines de semana hay más tráfico en los ríos que en la carretera.
Son ríos pequeños que hace que sean más divertidos en canoa sin riesgo en familia.” Nos explica con una sonrisa en la cara recordando buenos momentos vividos en familia.
La naturaleza es un atractivo en sí mismo con muchos parques de Tirolinas para los niños para disfrutar todos los miembros de la familia y múltiples rutas de senderismo que están perfectamente señalizadas. Hay incluso plataformas para andar a 400 metros de altura en pasarelas sobre los árboles con miradores para disfrutar de inolvidables baños de bosque.

Brujas y demonios

 

“Como somos el último país pagano, ya que fue el último en cristianizarse, ha mantenido muchas leyendas en conexión con la naturaleza”, explica la embajadora. “Tenemos un monte de brujas y el único museo del mundo dedicado al diablo. Pero no es un diablo terrorífico, es un diablo divertido porque en las leyendas lituanas y en los cuentos de los niños no es un personaje malo, es un poco travieso. Hay mascaras, figuritas… Los niños no se asustan , es simpático, son diablillos.
Más allá de las brujas y los diablos, también existen otro tipo de museos en Lituania atractivos para el público familiar como el museo del mar Báltico con delfines y muchos parques de animales, e incluso un spa de ciervos donde relajarse acariciando a los pequeños cervatillos y pasar un día zen, o el valle de los conejos donde los niños pueden ir, verlos y tocarlos.

Instalaciones para toda la familia

Lituania es totalmente seguro, con hoteles en infraestructura completamente adaptados a los niños. “Hace años era complicado encontrar un restaurante con tronas, pero ahora todo está muy preparado, en hoteles, restaurantes, taxis con sillas de bebés.” aclara la embajadora, quien destaca las actividades y conciertos que este año se van a llevar a cabo en Kaunas, Capital Europea de la Cultura. “Muchos eventos que, en palabras de Lyra- dan mucha visibilidad a la ciudad a nivel europeo y que es un proyecto con vocación de continuidad“.