Tarragona Turisme y la Denominación de Origen de Tarragona han presentado en Madrid su oferta turística para una escapada en familia en cualquier época del año por su clima y la oferta de actividades de la ciudad.

La presentación ha corrido a cargo del alcalde de la ciudad de Tarragona y presidente del Patronato de Turismo, Pau Ricomà; el presidente de la DO Tarragona, Vicenç Ferré y la Coordinadora del Patronato de Turismo de Tarragona, Joana Conesa. En su intervención, el alcalde y presidente del Patronato de Turismo, Pau Ricomà, ha subrayado que Tarragona es “un destino de proximidad durante todo el año, por su clima suave y por la actividad cultural que nunca se detiene, al que, gracias a la alta velocidad, se puede llegar desde Madrid en poco menos de tres horas”, y puso de manifiesto el cambio de tendencia que han detectado. “Se buscan viajes de proximidad con ganas de experiencias y de espacios al aire libre.

Por su parte, el presidente de la DO Tarragona, Vicenç Ferré, ha puesto en relieve que la denominación de origen quiere potenciar el enoturismo y las visitas a las bodegas, para lo que hace seis meses se creó la Ruta del Vino de la D.O. Tarragona  con propuestas de enoexperiencias para toda la familia como recorridos por el río Ebro en cayak, excursiones a caballo, calçotadas o hacer la vendimia con los más pequeños.

La coordinadora de Tarragona Turisme, Joana Conesa, ha destacado el carácter amigable de una ciudad “pequeña, abarcable, con más de 2.000 años de historia y la única ciudad en Cataluña declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco”. Y que engloba festividades para todos los gustos, entre otras: Tarragona sona flamenc; jornadas gastronómicas y eventos deportivos; Tarraco a Taula; Tarraco Viva; Sant Magí, La Embutada, o las jornadas del romesco o la Navidad.

Tarragona, destino familiar en la Costa Dorada

Con más de 2.000 años de historia, Tarragona es una ciudad que conserva buena parte del legado histórico del imperio romano. El conjunto arqueológico de la antigua Tarraco, con el Anfiteatro, el Circo o el Acueducto, dan prueba de ello. Forman parte del catálogo de bienes Patrimonio de la Humanidad de la Unesco de la ciudad, junto a los castells y la dieta mediterránea. A lo largo de 15 kilómetros el mar Mediterráneo baña las costas de Tarragona, regalando a la ciudad 10 playas y calas de arena fina, dorada y con aguas cristalinas. Además, el Mediterráneo también es responsable del clima suave que se puede disfrutar en Tarragona durante la mayor parte del año, así como del carácter abierto y acogedor de sus habitantes, lo que convierten a la ciudad en un gran espacio lúdico, festivo y cultural al aire libre, con impresionantes espacios naturales y encantadores enclaves como el barrio marinero del Serrallo. Todo acompañado de los manjares del mar y de la tierra, en los que no faltan la gamba roja, el pescado azul -con denominación de origen protegida- o el romesco, el plato típico de los pescadores. Con todos estos atractivos, Tarragona se presenta como el destino ideal para un city break desde la capital madrileña, con la que está conectada a tan solo 2,5 horas en tren de Alta Velocidad.