La República Checa ofrece la oportunidad de darse un baño de bosque para un turismo familiar seguro siempre con un aspecto lúdico y educativo para disfrutar con los niños de la naturaleza. 

 

Los Checos saben disfrutar de sus estaciones de esquí también en verano. Desde hace unos años ofrecen la oportunidad de recorrer las copas de los árboles en grandes pasarelas salpicadas de multitud de atracciones para los niños. Bien sea a pie o en telesilla, todas las subidas son accesibles con carrito de bebé. ¿Y para bajar? Seguro que muchos no se resisten a la trepidante bajada en tobogán o en monopatín. En los bosques checos tienes aseguradas unas vacaciones en familia inolvidables.

Caminar entre las copas de los árboles en Lipno

(Bohemia del Sur)

Turismo de naturaleza con niños

La pasarela intercala zonas de aventura para los niños más atrevidos.

¿Te imaginas la cara de tus niños cuando se vean paseando por encima de las copas de los árboles? Una experiencia increíble en plena naturaleza que puedes vivir en la República Checa. A 200 kilómetros al sur de Praga, muy cerca de Linz, se encuentra una de las atracciones más originales y populares para las familias que os irá elevando desde la presa, por un sendero completamente accesible que llega a una altura de 40 metros. Un agradable camino de madera con poca inclinación, apto para todas las edades os irá adentrando en el bosque hasta pasear por las copas de los árboles y tener el privilegio de verlo desde arriba. La ruta comienza cerca de una presa y termina en una torre con increíbles vistas con los Alpes al fondo desde donde puedes bajar por el tobogán seco más largo de todo el país. En julio y agosto está abierto hasta la medianoche lo que da la opción de vivir un atardecer único.

Para los niños, el sendero tiene 11 paradas interactivas con fines didácticos con una zona de aventuras donde podréis vivir una experiencia con cuerdas en el circuito de tirolinas entre los árboles.

 Stezka korunami stromů Lipno

Sendero sobre árboles centenarios en Montañas Gigantes

(Krkonose, Bohemia del Norte)

Pasarelas entre los árboles centenarios para una aventura en familia en la República Checa.

Saltamos hasta la región de Bohemia del Norte para descubrir otro sendero entre las copas de los majestuosos árboles del Parque Nacional de Krkonose, algunos de ellos con más de 150 años. El sendero se prolonga por 1.500 metros hasta alcanzar una altura de 45 metros y descubrir durante el recorrido animales y plantas que no verás en ningún otro lugar. Numerosas placas durante el recorrido ofrecen información sobre la fauna y la flora para que lo descubras a tu ritmo con los niños. Bajo la gran torre de observación se ubica un centro de interpretación único que se recorre como un intrincado sistema de raíces de un árbol.

Stezka korunami stromů Krkonose

Un paseo entre las nubes en Dolní Morava

(Bohemia del Este)

The Sky Walk Dolni Morava es un auténtico paseo entre las nubes sobre un mar de árboles para ir con los niños.

¿Alguna vez has caminado entre las nubes? En Bohemia del Este, muy cerca de la frontera con Polonia, tienes una oportunidad única de pasear entre las nubes en Dolni Morava hasta una altura de más de mil metros sobre el nivel del mar. Una experiencia inolvidable para los amantes del vértigo y la adrenalina. La estructura cuenta con un par de atracciones para los más atrevidos que forman parte del Sky Walk, como la red colgante, la “caída”, el tobogán en espiral o la manga.

La manga es un túnel formado por gruesas cuerdas a través del cual puedes subir de un piso del Sky Walk a otro. La caída es una atracción ubicada en la parte superior de Sky Walk y es una red a 50 metros sobre el suelo, sobre la cual puedes incluso tumbarte y mirar hacia abajo. Los más valientes pueden tirarse por el gran tobogán en espiral de 100 metros de largo con ventanas y varias curvas inclinadas.

Todo el entorno es idílico con un parque infantil con columpios y tumbonas de madera con vistas al valle para relajarse mientras ellos se divierten. Para rematar la mañana, qué mejor que degustar la cocina local en el restaurante panorámico Skalka.

El Sky Walk no solo ofrece vistas impresionantes, sino también información y entretenimiento para los niños en su sendero educativo. En la base, los más peques pueden divertirse en uno de los cinco parques de diversión ambientados en el agua, el bosque, la arena, los mamuts o lanzándose por el tubbing.

The sky Walk Dolni Morava