Recorre en familia 6 ecosistemas distintos en una isla, declarada Reserva Mundial de la Biosfera, que se mantiene alejada del turismo masificado. De norte a sur y de este a oeste, la Isla Bonita ofrece una naturaleza sin par esperando a que la disfrutes con los niños.

Al norte, el Bosque de Los Tiloscon su famosa cascada o el centro arqueológico la Cueva del Tendal, donde los niños podrán descubrir cómo vivían los antiguos pobladores de la isla. Para aquellas familias que buscan más el sol y la playa, conviene dirigirse al este, a la playa Puerto Naos. Allí podrán realizar una inolvidable visita al Platanológico donde entenderán la importancia de la biodiversidad, o realizar una excursión en barcopara ver los delfines. Los más aventureros disfrutarán realizando la Ruta de los Volcanes al sur de la isla. Parte del Volcán de San Antonioy llega hasta las Salinas de Fuencalientepor un paisaje completamente lunar. Y sin lugar a dudas, tendréis que subir al Roque de los Muchachosy maravillaros en el Observatorio Astrofísico ante el telescopio óptico más grande del mundo. Pero ¿por qué elegir si podemos tenerlo todo? En tan solo cuatro días podrás recorrer toda la isla y disfrutar de la multitud de actividades que ofrece La Palma para unas vacaciones en familia.

Para entender el paisaje de La Palma hay que conocer la importancia del agua y de los indianos en el desarrollo de la isla. Es un territorio que tiene una gran cantidad de acuiferos por lo que llaman lluvia horizontal. El mar de nubes, al caer entre las montañas, va dejando agua que se filtra por la piedra volcánica hasta una zona impermeable donde se almacena. Los Indianos, que volvieron de Cuba enriquecidos después de hacer las américas, crearon una comunidad de regantes e invirtieron en pozos para sacar ese agua subterránea e inundar la isla de cultivos de plátano.

Roque de los Muchachos, una mirada a las estrellas en La Palma

Una visita que los niños no olvidarán es la que podéis realizar al mayor telescopio óptico del mundo. El Gran Telescopio de Canariasestá en el Observatorio Astrofísico junto a otros 15 telescopios de distintos países. Un paisaje como de otro planeta coronado por el Roque de los Muchachos. La edad mínima para acceder es de 6 años y antes de subir conviene consultar si está abierto y si hay visibilidad. Puedes hacerlo por teléfono en Secopin o en el Parque Natural, o consultando la web de Apalmet que tiene una web cam en directo. Necesitas contratar la visita con antelación en Ad Astra La Palma, que es la entidad que las gestiona. Desde el punto de encuentro, donde están los únicos baños públicos que vas a encontrar en el recorrido, se sale cada uno en su vehículo siguiendo al guía en un recorrido por los telescopios. Allí descubriréis la diferencia entre los telescopios nocturnos y diurnos y cómo trabajan los espejos para recolectar la luz.  Si lo prefieres, también puedes contratar una excusión organizada al Roque de los Muchachos y la Caldera de Taburiente y olvidarte de conducir.

Hay más de 15 telescopios y generalmente se visita el interior del Gran Telescopio Canarias, el mayor telescopio óptico del mundo. Se comenzó a construir en el año 2000 y se puso en funcionamiento en 2009. Tiene 36 espejos hexagonales de cristal vitrocerámico porque no se altera con los cambios de temperatura y una forma ligeramente cóncava para reflejar la luz. Al entrar en el interior del telescopio notarás el frío, esto es porque la cúpula siempre tiene que estar fría en una temperatura constante ya que los cambios pueden provocar turbulencias en el telescopio.

El resto de telescopios cubiertos tienen un único espejo monolítico. Los telescopios externos, que para los profanos en la materia nos parecen antenas parabólicas, estudian unos brillos de las capas altas de la atmósfera que son partículas de rayos gamma que al colisionar producen un brillo azul. Trabajan por la noche y van chequeando en cualquier dirección todos de forma conjunta. Este es un ejemplo de colaboración internacional, ya que muchos países participan en estos trabajos de investigación encabezados por Alemania. En este lugar viven astrofísicos de todo el mundo. Un total de 200 personas están empleadas en el observatorio. Hay telescopios de Italia, Noruega, Suecia, Finlandia, Reino Unido, Holanda y Japón.

Después de visitar el gran observatorio seguro que los niños están deseando ver las estrellas esa misma noche con un telescopio, entusiasmados por todo lo que han descubierto durante el recorrido gracias al guía. La Palma, como destino Starlight tiene uno de los mejores cielos del mundo, razón por la cual tiene repartidos, por distintos puntos de la isla, miradores astronómicos. Se hacen talleres y observaciones guiadas de las estrellas con expertos en la materia, que además les contarán las historias mitológicas que se esconden detrás del nombre de cada constelación. Seguro que a los niños más mayores les encantará tener en su movil una aplicación que permite ubicar in situ las estrellas apuntando con el smartphone hacia el cielo como Google Sky Map.  En verano incluso existe la posibilidad de hacer una excursión en un barco para ver cetáceos al atardecer y al caer la noche las estrellas. Son ya muchas las empresas de la isla que tienen una tematización astroturística desde casas rurales que ofrecen observaciones in situ, hasta restaurantes con menús temáticos. Eso sí, ten en cuenta que tanto en el Roque de los Muchachos durante el día debido a su altura, como en el resto de observatorios al caer la noche, baja mucho la temperatura y es necesario estar bien abrigado para aguantar parados observando las estrellas.

Senderismo en familia por los bosques de Laurisilva

Una de las imágenes más icónicas de la isla de la Palma es, sin duda, la Cascada de los Tilos enmarcada en una zona de bosques de Laurisilva. En realidad, la Cascada forma parte de una canalización de agua de la comunidad de regantes pero su descubrimiento es tan espectacular, tras un breve recorrido a pie entre el bosque y las grutas siguiendo la canalización abierta del agua, que supone un momento mágico que fascina a cualquier visitante. Solo son 20 minutos de caminata sencilla para llegar a este paisaje de postal. El punto de partida está en el Centro de Visitantes donde, a través de paneles y pantallas, podréis conocer más cosas sobre la laurisilva y la complicada orografía de la isla. La laurisilva existía en gran parte de Europa hasta la era glaciar y actualmente solo se puede disfrutar en las Azores y en Canarias. El aspecto, gracias a la humedad de La Palma, es el de un bosque tropical o selva con grandes helechos y lianas.

Toda la zona de San Andrés, donde se ubica la cascada, ofrece rutas senderistas perfectamente señalizadas por dificultad y zonas recreativas donde hacer un picnic. Muy cerca tienes también El Cubo de la Galga donde se puede hacer una ruta circular de 11 km atravesando el bosque de Laurisilva. Dependiendo de la edad de los niños puedes adaptar la ruta haciéndola de ida y vuelta, pero sin duda merece la pena adentrarte en el bosque aunque sea por unos pocos metros.

Cueva del Tendal, descubriendo a los antiguos pobladores de La Palma

Parque arqueológico cueva del tendal en San Andrés y Sauces. En febrero de 2019 se inauguró el parque arqueológico Cueva del Tendal en San Andrés y Saunces frente a la cueva descubierta en los años 80 que supone el yacimiento arqueológico más importante de la antigua Benahoare, nombre prehispánico de la isla. Los niños descubrirán cómo vivía este pueblo fundamentalmente ganadero que veneraba al sol como un Dios al que llamaban Abora y a la luna como una diosa que les permitía contar el tiempo. Mediante paneles, objetos extraídos de la propia cueva y audiovisuales podrán ver cómo se las ingeniaban con lo poco que tenían para aprovechar todo lo que la naturaleza les brindaba y cómo comenzaron a desarrollar una muy incipiente industria.

Desde la terraza del Parque Arqueológico se ve la impresionante cueva natural con más de 60 metros de ancho. El yacimiento está conformado por alrededor de 27 cuevas a ambos lados del barranco y hasta 3 necrópolis.

Zonas de entretenimiento para toda la familia en el norte de La Palma

A pocos kilómetros del parque arqueológico, junto al puerto Espíndola encontrarás la Laguna azul o Charco azul. Son unas piscinas naturales en el mar que tienen incluso una piscina infantil. El acceso es gratis y cuentan con socorrista en temporada alta. Son perfectas para disfrutar con niños del agua de mar en este enclave único que ofrece además servicios como vestuarios,baños, duchas y sombrillas.

También por la misma zona, puedes disfrutar de un día de barbacoa en familia en el parque recreativo de La Laguna de Barlovento. Esta zona recreativa está dotada de 15 cocinas con agua potable, toma de luz y fogones con mesas en un entorno natural que tiene un campo multiaventura y parque infantil. Puedes incluso acampar allí o alquilar una de las cinco cabañas de madera para pasar la noche.

El campo de multiaventura está formado por cinco torres unidas por cinco puentes y tres tirolinas de 25,45 y 90 metros, además de un rocódromo. El área tiene una laguna con patos y de ella parten varias rutas de senderismo.

Ruta de los Volcanes, recorriendo el paisaje lunar con los niños

Hacia el sur de la isla tienes una visita obligada alVolcán San Antonio, con su centro de visitantes donde descubrirás que la última erupción en la isla fue en 1971 cuando entró en erupción el volcán de Teneguía. Se realiza un recorrido alrededor del cráter con unas vistas espectaculares. Busca el simulador de seísmos donde podrás comprobar como tiembla el suelo. A los niños les encanta. Desde aquí parte una ruta senderista que llega hasta las salinas de Fuencaliente. Una buena opción es ir en coche hasta las salinas, de aquí sale un autobús que te lleva al centro de visitantes del volcán de San Antonio. Ver el volcán y bajar por el camino que hay entre la lava hasta que llegas a las salinas.

Las salinas de Fuencaliente están declaradas como sitio de Interés Científico y se salvaron de ser sepultadas en la última erupción del volcán Teneguía en 1971. Actualmente están en funcionamiento con una producción artesanal de sal y un restaurante donde podréis comer después de la caminata. Después puedes visitar las salinas mediante un itinerario autoguiado de aproximadamente 30 minutos en los que encontrarás siete puntos interpretativos.

Playa y delfines en La Palma

El Puerto Naos y Tazacorte, al oeste de la Isla, es la zona más cálida de la isla donde poder disfrutar de la playa y el mar. Aquí encontrarás algunos hoteles de playa y zonas de apartamentos.

Desde Tazacorte salen los barcos de avistamiento de cetáceosen los que puedes hacer una excursión de unas horas o de todo el día para ver a los delfines nadar junto al barco, descubrir poblaciones sólo accesibles desde el mar o cuevas a las que podrás acceder con el barco.

Tras una mañana en la playa en el Puerto Naos tienes la posibilidad de hacer una visita al Platanológico que está al final de la playa. Una plantación ecológica de Plataneros en la que Fran García les hará ver a los niños la importancia de la biodiversidad de los cultivos con una visita muy teatral que les divierte mucho.

Santa Cruz, leyendas y piratas en la capital de La Palma

En su momento fue el puerto más importante del Imperio porque se instaló el primer juzgado de Las Indias. ¿Eso qué quiere decir? Pues que todos los barcos que iban al nuevo continente tenían que parar aquí y por tanto, también venían los mayores piratas. Existía lo que se llamaba “cuota de sangre” que suponía que por cada cien toneladas de cargamento que iba hacia América, tenían que ir cinco familias para repoblar. La mejor vista de la ciudad la tienes desde el mirador de la Concepción.

Santa Cruz de La Palma fue fundada por Alonso Fernández de Lugo el 3 de mayo, día de la cruz. Venció a Tanausu con engaños. En la Palma había 12 reinos aborígenes y el de Tanausu era el último por conquistar ya que estaba muy protegido dentro de la caldera de Taburiente.  Le convocó para negociar la paz, pero le tendió una embocada y le apresó. En el barco hacia España sólo susurraba quiero morir y se negó a beber y comer.

Actualmente es una ciudad con un encanto especial fruto del pasado colonial de sus habitantes. Una imagen característica son las Casas de los Balcones frente al paseo marítimo, pero el paseo por cualquiera de sus calles principales es un descubrimiento constante. Uno de los mayores atractivos para los niños es el Museo Naval situado en la réplica de la Santa María de Colón que se descubre paseando por la artería principal de la ciudad hasta llegar a La Alameda. Este museo esconde una preciosa historia de unos de los objetos que expone: La campana de un barco que hacía la ruta a América en el siglo XIX se hundió en el triángulo de las Bermudas. La campana fue encontrada y la compró un americano en una subasta. Cuando descubrió que era de La Palma la donó y ahora está expuesta en el Museo Naval.

Dónde dormir en La Palma con niños

Parador de La Palma en Breña Baja

El Parador de La Palma, a 10 minutos de la capital, es el alojamiento perfecto para las familias. No solo por su ubicación, sino también por las facilidades y servicios que ofrece a quienes viajan con niños ya que cuenta con el sello de turismo familiar.

Dónde comer en La Palma con niños

En la Palma tienes que probar el queso asado con mojo, las papas arrugás como aperitivos y tras un estupendo pescado que los niños disfruten del postre pidiendo un Príncipe Alberto mientras vosotros os tomáis un Barraquito, el café típico de La Palma.

  • ¿Donde comen los locales? En el Asador del Campesino en Barlovento
  • El Restaurante Pino de la Virgen en Puntagorda al bajar del Roque de los Muchachos. Tiene una agradable terraza para ir con niños y un trato muy familiar.
  • Restaurante San Andrés, Los Sauces. Pescado fresco en una agradable plaza en el pueblo de San Andrés en la zona de Los Sauces. Ideal para comer después de visitar la Cascada de los Tilos o de una ruta por el Cubo de la Galga.
  • Restaurante Jardín de la Sal. Tras la excursión por los volcanes hasta las salinas puedes comer con los niños en el restaurante al pie de las Salinas.

Cómo llegar a La Palma

Iberia Express ofrece vuelos diarios directos desde Madrid con billetes a partir de 59€ y su programa de entretenimiento a bordo hace que las cerca de tres horas de vuelo se les pasen volando a los niños. Conectas directamente con tu Tablet a través de la aplicación de iberia Express con contenido infantil, ya sean películas, dibujos o juegos.

El aeropuerto de La Palma se renovó hace unos díez años y es el primero de España que funcional completamente con energías renovables. Dispone de zona de entretenimiento para los niños y de parking cubierto donde podrás recoger tu coche de alquiler.

Una vez en la isla, necesitarás alquilar un coche para recorrerla a vuestro ritmo. Además de las grandes compañías, tienes también empresas locales como Monta Rent a Car que ofrecen todas las garantías.

Ten en cuenta que los relieves de la isla hacen que las carreteras sean sinuosas con lo que los recorridos llevan su tiempo a pesar de que haya pocos kilómetros de distancia. Es recomendable llevar algo contra el mareo para los niños.

 

  • Buscas ofertas de vuelos, encuentra el que necesitas aquí
  • Seguros de viaje Rutaenfamilia.com contrata aquí y viaja tranquilo
  • Hotel con encanto para toda la familia? claro que sí
  • Si necesitas alquiler un vehículo busca aquí
  • Llena tu maleta con lo que necesitas aquí
  • Actividades en destino descúbrelas
  • Traslados desde el aeropuerto no esperes