Centro de vacunación internacional

Foto: Rufino Uribe (ruurmo)

Estás ilusionado con tu viaje en familia al extranjero y preparas todos los detalles. Recuerda consultar recomendaciones en un centro de vacunación internacional, sobre todo en caso de países tropicales o destinos exóticos.

“La salud también viaja: Antes, durante y después de un viaje internacional” es el programa lanzado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para concienciar sobre las precauciones a la hora de viajar a determinados destinos. Estos métodos de prevención por supuesto que tienen que ser mucho más exhaustivos cuando se viaja con niños. Además es algo que no puedes dejar para última hora porque ciertas vacunas y tratamientos necesitan un tiempo para ser efectivos.

Para ello resulta imprescindible consultar en un centro de vacunación internacional donde se facilita información personalizada y recomendaciones de vacunación. Os informarán sobre la localización y teléfonos de los centros de cada Comunidad Autónoma en el teléfono de atención 901400 100. También puedes consultarlo a través de su web. Aquí tienes el enlace.

Vacunas y recomendaciones en destinos tropicales

 

Las recomendaciones básicas que los viajeros deben seguir cuando van a visitar países tropicales o donde exista algún riesgo para la salud son:
 
Consultar al menos un mes o un mes y medio antes del viaje a un centro de vacunación internacional para conocer la situación sanitaria del país y las medidas de prevención que deban adoptarse. También deben informarse de las vacunas o tratamientos preventivos necesarios para el país que se visita (algunos de ellos necesitan varios días e incluso semanas para ser efectivos, por lo que es necesario administrarlos con suficiente tiempo).
 
Visitar al médico antes del viaje si se padece alguna enfermedad o alergia o se esté tomando algún tratamiento. Es aconsejable tener un informe médico preparado y llevar la cantidad suficiente de medicación repartida en la maleta y bolso de mano en el caso de las personas sometidas a tratamiento. Para evitar problemas conviene medidas de seguridad de los aeropuertos para organizar el equipaje de forma adecuada y no tener problemas en el control.
 
Elegir ropa y calzado adecuados y llevar un pequeño botiquín que contenga material de cura.
 
En el país de destino, precaución con los alimentos y bebidas, que son la causa más frecuente de enfermedad en el viajero, y especialmente niños. Algunos consejos:
 
· Lavarse las manos con frecuencia para evitar infecciones.
 
· Beber agua embotellada o tratada y evitar el consumo de hielo que no haya sido preparado con agua segura.
 
· Consumir sólo leche envasada y derivados lácteos higienizados.
 
· Precaución con la repostería y los helados.
 
· Las comidas deben estar cocinadas y conservadas a temperatura adecuada: evitar los productos crudos y tener especial cuidado con las salsas y los preparados que contengan huevo crudo.
 
· La fruta debe ser pelada personalmente.
 
· Evitar el consumo de productos de mercadillos ambulantes.
 
Especial atención a los riesgos relacionados con el entorno:
 
· Protegerse del calor, de la humedad y de la exposición directa al sol, especialmente en las personas mayores y los niños.
 
· Protegerse contra picaduras de insectos con ropa adecuada, usar repelentes y, si fuera necesario, mosquitera para dormir.
 
· Extremar las medidas para evitar contagios en lugares de baño.
 
· Cuidar la higiene personal.

 

Tarjeta sanitaria europea

Si viajas dentro de Europa, probablemente no es necesario contemplar este tipo de precauciones, pero sí te conviene sacar la Tarjeta Sanitaria Europea a todos los miembros de la familia. Este documento personal e intransferible y gratuito acredita el derecho a recibir las prestaciones sanitarias que resulten necesarias, desde un punto de vista médico, durante una estancia temporal en el territorio de los 28 Estados miembros de la UE, además de Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, en las mismas condiciones y al mismo coste (la asistencia es gratuita en algunos países) que las personas aseguradas en ese país.

Puedes solicitarla en este enlace

.

Pero tienes que tener en cuenta algunas cosas:

  • no es una alternativa al seguro de viaje. No cubre la asistencia sanitaria privada ni costes tales como el vuelo de regreso a su país de origen o la pérdida o sustracción de sus pertenencias,
  • no cubre sus gastos si viaja con la finalidad expresa de recibir tratamiento médico,
  • no garantiza la gratuidad del servicio. Como los sistemas de asistencia sanitaria de cada país son diferentes, los servicios que en España son gratuitos pueden no serlo en otros países.